sábado, 19 de mayo de 2018

Gulou, Nankín (Jiangsu Second Normal University)

La enseñanza de musica es quizá de las más universales. Ahora que este mundo globalizado y en perpetuo movimiento nos trae alumnos de cualquier parte y lleva a nuestros alumnos a cualquier país, quiero pensar que la música se adelantó un poco a eso, que ese idioma universal nuestro favoreció que los músicos se movieran antes que la tecnología y las enseñanzas bilingües lo facilitaran. 
En cualquier caso nunca se nos hubiera ocurrido pensar que por la escuela pasaran aunque solo fueran unas horas, catorce alumnos de Jiangsu y que nos dejaran momentos tan entrañables como los que vivimos. La falta de coincidencia en el tiempo nos privó de antiguos alumnos de la escuela que hubieran sido unos intérpretes de lujo del español al chino ya que hoy están por Bélgica y Grecia. Pero vaya nuestro recuerdo para ellos: Romain, Iván y Jingni. 



Cuando la Universidad Antonio de Nebrija nos ofreció la posibilidad de colaborar en este proyecto no lo dudamos, ya que se trataba de mostrar la actividad de una escuela de enseñanza no reglada y además de organizar un taller que les permitiera acercarse a un elemento musical desconocido. Así fue como organizamos un seminario donde la voz y el cajón flamenco fueron los protagonistas indiscutibles. El buen nivel de los alumnos de Jiangsu favoreció que los objetivos se alcanzaran en un contexto completamente distendido y espontáneo. 
En el intercambio cultural fue sorprendente escucharles cantar en un perfecto español y muy interesante escuchar a una alumna tocar una obra del compositor chino Chen Peixun. 
 
  
Además pudimos disfrutar de instrumentos de origen chino con los que los alumnos viajaron.  Aquí podemos verlo mientras improvisaban unos dúos.




La jornada fue un éxito gracias al trabajo de los profesores de la escuela, Pablo Santos, Jordi Pinyol, Rubén Rodríguez y Yeray Afonso que una vez más dejaron muestra del buen nivel del profesorado de la escuela y de su capacidad de transmitir a cualquier alumno. 






Esperamos que los miembros de Jiangsu se llevaran un grato recuerdo de su paso por Fama y una experiencia que siempre puedan evocar. Por nuestra parte, agradecer a nuestro alumnos que generosamente dieran una clase con oyentes: Candelas (clarinete), Alicia (piano), Paula (canto) y Armando (guitarra). Y a todos los que nos facilitaron cajones para que todo fuera mucho más dinámico: Andrés, Cecilia, Rodrigo, Yeray y Pablo. Gracias a todos. 




En este enlace podéis acceder a más información y vídeos de este taller celebrado el 3 de mayo de 2018. 







 

jueves, 19 de abril de 2018

SOY MÚSICO




Casi, casi hemos traído la primavera nosotros. A pesar de la fecha. Con canciones, con dibujos, con música. Ha sido una mañana de concierto divertida y entrañable. Los niños la han disfrutado y los mayores les hemos aplaudido. ¡Dos veces!




Naturalmente el aplauso estaba garantizado porque el público está entregado desde el primer momento, pero eso también pasa con las grandes estrellas, no hay que extrañarse. Pero lo cierto es que nuestras estrellitas además se esfuerzan, y mucho. Ninguno de ellos se dedica a la música de manera profesional, no tienen un programa, no tienen un exámen, no tienen toda la exigencia que hay detrás de todo buen músico. Tienen gusto, deseo y unas familias que les apoyan para hacerlo. Pero se esfuerzan.  Ensayan, repiten, aceptan las correcciones y siguen viniendo a la escuela con una sonrisa.  En estos tiempos, es algo más que notable.

Aquí tenéis sus dibujos para este concierto. Aunque todos parecen iguales hay percusionistas, pianistas, violinistas y guitarristas entre sus autores. Y cantantes. 


Y esta es la canción que los inspiró. 


Y precisamente por este modo de enseñanza, tienen mucho más mérito los profesores de la escuela. Todos ellos son los que han sacado adelante el concierto contando solo con el breve tiempo de clase. Y fue un gran concierto. Muy profesional y muy completo. Una vez más se merecen todo el agradecimiento por su compromiso, por su seriedad y por su generosidad. El aplauso más largo.

 

sábado, 10 de febrero de 2018

Calendario 2018

Los años en Fama empiezan en febrero. 
Es un poco peculiar, lo sabemos, pero así es. El motivo es que el parón de las vacaciones de Navidad con ese salto al vacío de cambiar de mes y de año, sin vernos y sin tiempo la mayoría de las veces de procesar todo lo que sucedió en el último concierto, nos ha hecho darnos ese mes de enero como una tregua de vuelta a la normalidad.



Y eso que enero es un mes estupendo con inicio de grandes proyectos como el concierto de Primavera donde los protagonistas absolutos son los más pequeños de la escuela. Además, los buenos propósitos a veces son musicales y siempre hay alumnos nuevos a los que damos la bienvenida. La música es una buena idea aunque exija constancia llevarla a cabo. 
Y lo más esperado de este inicio de año nuestro, es el calendario de cumpleaños. La pintura blanca de la pared alrededor del lugar en donde se cuelga este calendario tiene un color preocupante y no es porque no se pinte con regularidad. Es porque las hojas son permanentemente revisadas y los meses pasan y caen y se remiran y se rien y se quejan... Cada vez que se renueva se pone el mismo mimo, el mismo cariño. Se revisa y se repasa para que no falte nadie, para que estés en tu mes y en el de tu profe, para que no se te olvide ese momento. Casi nadie se gusta, pero el resultado final es muy entrañable y nadie se arrepiente. No se puede evitar pensar en muchas de las fotos a quién sonrien y por qué sonrien. Y aunque no salgas en las fotos, estás ahí, con nosotros.  
Un año más, gracias. Y que os guste. 


domingo, 26 de noviembre de 2017

Porque no es navidad todavía


A veces una pequeña chispa enciende un gran espectáculo. Personas que no se conocen se ponen en contacto a través de alguien y surge una idea, un proyecto. Un pequeño trabajo aquí, una colaboración allá, un préstamo de propiedad intelectual y una generosa aportación. El resultado, al final del cuento.
 
Como todos los años desde no sabría deciros cuándo, Jesús Barriuso compone un villancico cada Navidad. Como Jesús conoce a Victoria Ramos que es una promotora musical encubierta además de pianista con mucho desparpajo, Jesús consigue oir en grabación casera y con colaboración de los mellizos de Victoria, Marcos y Paula, su música. Este año, Victoria, alumna de la escuela implicó también a su profesora de piano que improvisó unos acordes al piano fácilmente interpretables para cualquier alumno. 


Así que ya teníamos voces, piano y sobre la marcha añadimos bajista y percusión. El objetivo último era grabarlo con el mejor sonido posible, así que se lo pedimos a Kiko Marcu, profe de guitarra de la escuela y compositor e intérprete. Puso a nuestra disposición sus medios y nos enfrentó con el temible metrónomo. Las cantantes, Paula, Celia y Lucía superaron la prueba del micro con mucha vergüenza y temor, y Samuel y Marcos completaron percusión y bajo, respectivamente. Lo hicimos en clase, como una parte más de una asignatura que a veces les resulta muy teórica pero que necesita mucha práctica. Trabajar el ritmo, la lectura, la ejecución y la afinación porque cuando lo grabas, no todo vale y se oye lo que normalmente no escuchas. Aún así el resultado es más que digno y el proyecto sigue con vida. La vida del directo. Este es el villancico que la escuela interpretará al final del concierto que vamos a ofrecer el miércoles 20 de diciembre a las 19:00 en el C. C. Nicolás Salmerón. Estáis todos invitados. Invitados a cantar.
 

lunes, 2 de octubre de 2017

¡Fuego!

Octubre ya no tiene marcha atrás. Las clases, el alumnado, el profesorado, la vida ya nos ha colocado a todos. 

El curso empezó y las ausencias se empeñan en ser protagonistas pero no debemos dejarnos llevar por cierta nostalgia. Las cosas cambian, simplemente, y hay que adaptarse. A veces rapidísimo y a veces con un poco más de calma. Y cuando al final encuentras el tiempo para poner orden aparecen cosas maravillosas que siempre habrán merecido la pena. Y que te hacen mirar el nuevo curso de otro modo. Con un poco más de pasión y un poco más de fuego, con una forma de luchar diferente pero que a lo mejor es lo que tiene ser. Así que dejémonos incendiar por este fuego.




Porque es un fuego apasionado que permanecerá, como otras muchas cosas que ni imaginamos. 

¡Buena suerte a todos!